Todo está hecho

 "..he ido más allá de la cordura, de la crueldad, de mi propia condición de ser humano."

  "Todo está hecho” es un cuento de terror, uno bien contado, en el que las piezas van encajando para mostrar una oscura realidad. Click, click, click. Cada palabra, cada frase, cada escena van tomando sentido -un sentido terrible- a medida que la narración avanza.
  Pero el verdadero terror no radica solo en la historia, sino en lo que de ella se desprende, porque si al principio el monstruo parece ser el extraño, el mal que acecha a nuestro lado, aprovechándose de nuestra indolencia e ignorancia, pronto se hace evidente que la línea que nos separa del monstruo, el que hay en mí y también en ti y en todos los que conoces, es más tenue de lo que crees...
 PEDRO ESCUDERO ZUMEL 

5 comentarios:

  1. Vlad_Temper dijo...

    De igual modo, este relato te hace imaginarte el final como uno de los posibles. El juego del autor, con gran maestría, nos confunde al principio pero no con maldad.
    Es frecuente, desgraciadamente, que el autor se ponga intelectualmente por encima de sus lectores confundiéndolos de forma perniciosa. Lo único que se consigue con eso es que el lector se sienta insultado y odie al autor.
    Pero Nachob no incurre en ese error ni mucho menos. Todo lo contrario, si confunde al lector es simplemente para intensificar la experiencia, dar un nuevo gusto, una nueva tonalidad, a un color no desconocido, ni mucho menos.
    Las descripciones de este autor aquí cobran una importancia absoluta, perfilando todo cuanto acontece en esta historia de un modo tan plástico que si cerrásemos los ojos posiblemente veríamos algunas de las escenas flotando delante nuestra.
    Y entonces los abriríamos sin remedio, pues no son escenas que sean agradables de ver.
    No obstante, una de las teorías que no pude evitar hacerme sobre la conclusión del relato, y que se mantuvo en vilo hasta la última escena, me gustó un poco más que la versión de Nachob, y se la incluyo aquí en adelante. Abstenerse los que aún tengan por leer esta historia o los que no amen los what-if apócrifos.














    Me mantuviste engañado durante toda la narración, sólo cuando aparece la foto de la niña me di cuenta de que tenía que ser el padre y del cambio temporal. Hasta entonces, la ilusión de que la escena del policía era un flashback se mantuvo firmemente en mi cabeza.
    No obstante, nunca imaginé que se trataba de un policía. Dejas claro desde el principio que no se trata de una persona normal.
    Es más, yo me había imaginado que se trataba de un burócrata del Infierno, que se encargaba de iniciar el proceso administrativo para la condena de su alma y su tormento eterno, y que los policías no iban a encontrar rastros de lo que el psicópata había hecho, más al contrario, una de esas casualidades del destino lo iba a condenar al anonimato más absoluto.
    La frase "El Demonio mismo debería leerlo" le dio alas a mi idea.

  2. Raelana dijo...

    Este relato me dejó con muy mal cuerpo, es posiblemente el relato más duro de todos. No hay concesiones, estás todo el tiempo en vilo, sin entender bien qué está pasando, viendo cómo todo es horrible. La intriga me hacia seguir leyendo, el horror me hacía querer parar, no saber nada más de algo tan horrible. Al final la curiosidad pudo más.

    Había momentos en otros relatos en los que pensaba que no eran relatos realmente de terror. Este sí lo es.

  3. Oski dijo...

    El relato estremecedor de un loco, un perturbado y de una persona que atento lo escucha, esperando su momento, la venganza final.

    Como todos los relatos, deja pensando al lector en el verdadero final, ya que cuesta unos segundos darse cuenta de lo que en realidad ha pasado y quién es el único malo de la historia. La precisión de algunas descripciones revuelve el estómago...el monstruo se adentra en ti y empieza a devorarte. Sublime, una vez más.

  4. Ángel Vela dijo...

    Un relato que se me antoja complicado de valorar/comentar porque para hacerlo tengo que separar un poco lo que son mis gustos personales o lo que considero valido y lo que no (el relato utiliza recursos que son lícitos pero que me disgustan bastante y que da la casualidad de que cada vez se usan más). Soy de los que le gusta que todo tenga una explicación racional, incluso dentro de un planteamiento irracional y que esté atado y bien atado. Y nunca, si puedo evitarlo, todo el camino más fácil y el más esperado.

    Como con los anteriores, debo decir que me gustó. Un relato ágil y que se lee con agrado. Muy bien llevados los saltos de escenarios, la parte introspectiva de uno de los personajes (aunque quizás demasiado expositiva para mi gusto) y los planteamientos y lo que viene siendo el modus operandi del personaje. Un relato oscuro y malsano que consigue mantenerte en tensión y hacerte pensar, y con esos cierres tan potentes que son marca de la casa.

    Debo decir que este relato me sorprendió mucho. He leído casi todo lo que cayó en mis manos de Nachob y jamás me habría esperado de él algo tan visceral y salvaje.

    Después de leer varios relatos del libro queda claro que consigue exponer a esos monstruos, que son suyos pero que se notan cercanos y que en según que casos, como pasa con este relato, aterradores. Más que por su naturaleza en sí, por no resulta tan descabellado pensar que, en según que circunstancias, pudieras acabar vistiendo esa piel de monstruo.

  5. Erein dijo...

    Este me ha gustado un huevo y medio, me encanta la tensión que se respira... Eso si, ha habido momentos que igual me lo parecía a mí, pero repetías mucho en plan "descripciones" que eran para ambientar, pero a veces me daba la sensación de estar incluso algo cargado en ese aspecto. Pero ha sido algo subjetivo, aunque como todo XD.

    (estoy dejando por aqui los comentarios sin spoilers, los otros son mas largos XD)

Publicar un comentario