De sueños y monstruos

“El tiempo del miedo y las vacilaciones ha pasado. Aniquilaré a esa aberración de una vez por todas.”

   El escritor de terror siente la natural inclinación a inventar monstruos imposibles. ¿Pero qué pasa cuando el monstruo no es una fantasía? Entonces el miedo deja de ser un juego para convertirse en algo posible, cercano. Y por tanto verdaderamente terrorífico. En De sueños y monstruos José Ignacio Becerril explora el monstruo interior, el que amenaza desde dentro de todos nosotros, y que puede cobrar en cualquier momento la certeza terrible de lo real. Con un estilo prieto y sin engaños este relato nos sumerge en un clima asfixiante gracias al juego de puntos de vista.
JOSÉ MIGUEL VILAR-BOU

5 comentarios:

  1. Vlad_Temper dijo...

    He de ponerme serio y declarar firmemente que este relato no me ha gustado. Y no por ningún problema técnico, que el lenguaje usado es perfecto y la historia fluye de una forma orgánica y bien estructurada. Tampoco por los personajes, ya que empatizo de forma natural con ella desde sus primeras palabras y me impresiona en su lenguaje y su fuerza él, lleno de carisma. Si quieres que me ponga tiquismiquis, el epílogo no me termina de agradar, pero quizás sea porque éste cumple la función de recoger los preciosos retazos de personalidad que había dibujado Nachob y ponerlos al servicio de la historia.
    Y es que lo que no me gusta es la historia. No me ha gustado nunca esta historia. No, no me refiero a que hubiera leído antes el relato de Nachob y luego me lo hubiera encontrado aquí, como de improviso, como un conocido un tanto inaguantable al que de repente te encuentras por la calle. Es el trasfondo, no pocas veces usado en la literatura de terror, que ha servido como excusa para cientos de historias. Algunas mejores que la versión de Nachob, la mayoría peores.
    Pero en todos los casos, me producen un absoluto rechazo estético, quizás por encontrarlos, digamos, demasiado simplificados.
    A lo mejor el problema soy yo, que quiero ver complejidad donde no debe haberla. Y sin "a lo mejor".
    Pero como para gustos colores y a mí el que me gusta es el octarino... Ahí queda eso. Un gran relato que no me gusta nada.

  2. Raelana dijo...

    Este relato lo vi venir desde el principio, quizás porque he visto demasiadas series de psicópatas o porque conocí un caso real, aunque no llegara al extremo que se muestra en el relato. Quizás por eso no me ha causado tanto impacto como otros relatos.

  3. Oski dijo...

    Este relato me ha dado que pensar mucho, al igual que el primero se muestra una realidad “interna” que no somos capaces de ver. Otra vez se debe explicar lo inexplicable y una vez más se consigue de una forma magistral. Deja en el lector el regusto amargo de las preguntas y una pena difícil de explicar. El autor ha conseguido hacerme empatizar con los protagonistas y me ha entrado la preocupante duda de si lo sucedido es lo correcto o no...

    Una vez más volví a derramar otra lágrima.

  4. Ángel Vela dijo...

    Un relato breve pero intenso, el más ágil de los que llevo leídos, en el que más me gustó la prosa y creo que el más cercano y más emotivo. Supongo que tiene mucho que ver lo creíbles y bien retratados que están los personajes interiormente. Un relato durísimo. Creo que en él se retrata al monstruo en el que más miedo me daría convertirme y el único con el que dudo que pudiera seguir viendo tras serlo.

    El relato tiene su pega, aunque es una opinión muy personal y es difícil comentarla sin destripar. Diré que, como pasa con el tercero, hay algunos recursos que usa el autor que son perfectamente lícitos pero que no son de mi agrado. En cualquier caso, no desmerece al que para mi gusto viene siendo el relato más redondo de la antología hasta ahora.

  5. Erein dijo...

    Me gusta como están unidas las historias... Además es otro cuento que se lee muy rápido y que engancha enseguida porque deseas despejar dudas. Por otra parte no sé, me da la sensación de ser un cuento que ya hemos podido ver antes. no es como el anterior que es muy muy original, pero bueno, no es su culpa, es que lo has puesto al lado de uno mu bueno XD.
    Y me gustaria resaltar el personaje de la madre, que es perfecto. Me encanta todo el. sus pensamientos sus reflexiones, son en verdad lo mas cercano a la realidad que he visto en los personajes de tu antologia.

Publicar un comentario